viernes, 24 de marzo de 2017

Ayuno Total - 21 Días

¡Estoy de celebración! 

Dicen que cuando has conseguido mantener un habito durante 21 días seguidos, significa que has cambiado. Ese es el tiempo que una persona necesita para acostumbrarse a una nueva imagen o para dejar de sentir un miembro amputado. 

Tres son las bases sobre las que hay que anclarse en esta lucha. Determinación, motivación y Disciplina. En el momento que falle cualquiera de ellas, el ayuno habrá llegado a su final.

Llegar a los 21 días ha sido fácil. Tengo la motivación suficiente, debido a que siempre hago las cosas por alguna razón poderosa, ya que cualquier planteamiento que en esta vida nos de igual, es mejor dejarlo pasar. A partir de ahí solo hubo que tomar una determinación y decidir que iba para delante. La disciplina se crea sola, día a día, entendiendo que bajar la guardia significa perder. ¿Puede el ser humano ganar siempre que se lo proponga? Posiblemente, casi siempre.

El problema viene ahora. Llegar a los 21 días, no significa que estemos ante el final de algo y en este caso solo me sirve para pensar en mantenerme firme por mucho más tiempo, pensando que voy a poder con ello. Ganar esta guerra me repercutirá en beneficios que son imposibles de valorar y esa es la única fuerza necesito de momento. 

No se que pasará mañana, pero cuando hace dos horas que cumplí tres semanas seguidas de ayuno total, estoy convencido de que puedo estar otras tres.

¡ Que Dios me ampare !

Resultado de imagen de el mejor sandwich del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario