martes, 30 de junio de 2015

Amara. Bautizo de ETA

Esta semana se cumplen 55 años del primer atentado de ETA. El régimen franquista ocultó o sin más, no supo atribuir a autoría del mismo a los verdaderos criminales protagonistas de esta efeméride.

Begoña tenía 22 meses cuando una maleta bomba la hizo arder mientras dormía. Curiosamente este atentado coincidió de pleno con las fiestas del barrio en donde Begoña vivía con sus padres. Amara es un barrio de San Sebastián que sigue celebrando sus fiestas en estos días y es un lugar con historia. Historia que siempre y desde hace 55 años ha olvidado que el bautismo del terrorismo vasco se produjo en ese lugar.

Amara es famosa por su velódromo y sus frontones. Es conocida en Europa por ser un lugar donde se han ofrecido eventos y conciertos de todo tipo de música. Inauguración tras inauguración, esta zona de San Sebastián ha ido creciendo y hoy, desde aquel primer puente de hierro que supuso la llegada del ferrocarril, el barrio de Amara se ha convertido en la cuna de unas gentes que se sienten especiales y que orgullosos dicen que son de esa tierra.

El 27 de Junio de 1960, Begoña murió abrasada y sin ninguna oportunidad al encontrarse sola, en el vagón de tren en el que los asesinos vascos hicieron explotar un artefacto incendiario.

Somos felices porque vivimos día a día sin recordar nuestro pasado. Somos capaces de llorar y apiadarnos de cualquiera en ese minuto de gloria que nos permite sentirnos sensibles y un poco más personas. Pero en el fondo y aunque sea muy en el fondo, constantemente nos olvidamos de todo y dejamos que la vida siga sin acordarnos de lo que hicieron o padecieron muchos para que nosotros estemos aquí.

Por mi parte, que también vivan las fiestas de Amara Berri. Begoña dormía al lado de su madre, esperando partir para Navarra. Murió a las pocas horas en un hospital cercano a su casa gracias a las quemaduras que los asesinos de ETA le habían dejado en su pequeño cuerpo.

Begoña merece un recuerdo.
Felices fiestas.

3 comentarios:

  1. Los petardistas del DRIL de finales de junio de 1960 en consignas de estaciones de tren,"verdaderos protagonistas de esta efeméride", fueron Reyes Marín Novoa desde San Sebastián y Arturo González-Mata Lledó desde Barcelona. Las autoridades españolas sin duda podrán explicar a los familiares de Begoña Urroz qué hacía en el DRIL un hermano de Luis M. González-Mata "Cisne", el del libro "Cisne: yo fui un espía de Franco" (Argos, 1977). El organizador de los fuegos artificiales fue Abderramán Muley Moré "Manuel Rojas", coordinador general del DRIL (y autor de una guía de la nobleza española, ya que fue genealogista, entre otras cosas). El papel de Eloy Gutiérrez Menoyo, que iba de aquí para allá con su pasaporte diplomático cubano, no lo tengo del todo claro. Muley fue acusado de agente provocador franquista, algo que el propio Muley, sobra indicarlo, negaba (de manera creo yo que más bien convincente). Fueron todos detenidos en Lieja a comienzos de agosto de 1960 a petición de las autoridades franquistas. A Muley intentaron extraditarle a España, pero la justicia belga dijo que nanay. Menoyo, Muley y Mata fallecieron en 2012, 2010 y 1997 respectivamente. Marín, ni idea.

    "MUNDO OBRERO", PCE, 1-11-1960: "...pocos ignoran que las bombas del DRIL llevan el marchamo de la DGS". Los antifranquistas siempre atribuyeron esos atentados de junio de 1960 a un montaje policial franquista.

    Reivindicaciones de Henrique Galvao, jefe político del DRIL, en Google: "hemeroteca ABC 1961/01/28 galvao DRIL maletas explosivas" y "hemeroteca ABC 1961/02/10 galvao terrorismo san sebastián". Lo que pasó es que la reivindicación original de Galvao desde Caracas a finales de junio de 1960 no se vio reflejada en la prensa española, salvo una mención tardía en el "ABC" el 28-1-961, 7 meses después. La 2ª reivindicación, desde Recife a finales de enero de 1961, apareció sin ningún problema en la mayoría de los periódicos españoles el 10-2-1961.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, la niña no murió en un vagón de tren, sino en la consigna de la estación. Y no falleció el 27-6-60, sino en las primeras horas del día siguiente en un hospital. Su madre no estaba en ese momento, sino su tía, que era la encargada de la consigna.

    Un niño herido de pronóstico reservado en la estación de Amara el 27-6-60 fue Baleren Bakaikoa, que sería catedrático de mayor. Bakaikoa siempre explica que su padre y su tío investigaron el atentado y que solían hablar de las conexiones entre el DRIL y el espionaje franquista. ¿Hay que creerse que los Bakaikoa lo vieron a la primera mientras que los Urroz, los principales interesados en saber la verdad, no se enteraron de la misa a la media?

    "DIARIO VASCO", 10-2-1961, pág.1: "Galvao reconoce haber tenido una participación directa en los actos terroristas de 1960, en Madrid, Barcelona y San Sebastián".

    Y por favor, no me vengas con que el DRIL y ETA colaboraron en los atentados de junio de 1960. Eso también es una falsedad moderna.

    ResponderEliminar
  3. Agradezco mucho su interés y la información que deja aquí.

    ResponderEliminar