martes, 18 de junio de 2013

Sabios en manada

No podemos ir contra la naturaleza del individuo. Es imposible hacer que el agua de un río fluya desde su desembocadura hasta la cima de la montaña. Las personas somos un papel en blanco y con el paso del tiempo, la propia vida nos redacta con tinta imborrable lo que seremos mañana. Sin bosquejos, directamente y presionando fuertemente sobre ese trozo de papel queda escrito lo que seremos en el futuro, para bien o mal, sin oportunidad de cambiar.

Mi padre siempre me decía que machacar sobre un hierro frío era perder el tiempo. En cambio,  la sociedad se nutre de mediocres aprendices de filósofo que desde el más extenso analfabetismo, quieren dar lecciones y aparentemente así, querer cambiar la opinión de la masa.

El vecino de arriba y el de abajo y sin previa solicitud por parte del interesado, siempre saben más que el prójimo cuando opinan de lo que no les concierne.

La ingente cantidad de tertulianos que se entremezclan con profesionales y que han convertido los debates en basura televisiva a nivel de Gran Hermano, son doctores en cualquier materia.

Me siento acomplejado por tanto conocimiento a mi alrededor. Siento que los libros que he leído no me sirven de nada. Hoy he comprendido que lo que he vivido y pasado con anterioridad es indiferente. A día de hoy solo queda en un recuerdo del que no puedo extraer ni una pequeña moraleja. He escuchado una y otra vez cual es la forma de educar a mis hijos y que mi lucha diaria no sirve de nada. En definitiva hoy me alío con la sociedad para decir que estoy de acuerdo con vosotros. Manada de sabios.

Observemos la foto y pensemos ¿Quién es quién?








No hay comentarios:

Publicar un comentario